martes, 29 de julio de 2014

Algunos entendimientos extraños acerca del Lolita.

Alguna vez les ha sucedido a ustedes que, leyendo un texto, encuentran en el cosas tanto verdaderas como falsas, y quedan ustedes confundidos? Cuando pasan cosas como esta, los textos son poco confiables por que es difícil saber en que de todo el texto creer, así que es preferible no creer en nada. 

Hoy me ocurrió esto, me hicieron llegar este texto y la verdad, quedé una vez más sorprendida y abrumada. El texto contiene cierta cantidad de cosas acertadas, y luego, del ronco pecho del autor o autora, unas opiniones en sumo grado erradas. Me extraña mucho que en lugar de acudir al fenómeno que está estudiando, acudió a su opinión, su creencia o aquello que la palabra le remitió, sobre todo, estando tanta información en varios idiomas al alcance, y tantas comunidades de lolitas en la República Mexicana. 

De modo que me veo en la necesidad, por mi propia tranquilidad mental, pero también para no dejar estos asuntos como un papalote de ignorancia al alcance de quien en verdad desee información veraz y acertada, de analizar el texto párrafo por párrafo.

En Occidente se requiere de dos partes para que el concepto funcione: una Living Doll y un Gentleman que la guíe en el camino de la vida.
El subtítulo del texto nos sugiere una gran confusión: primero, parte del supuesto de que el Lolita es completamente distinto en occidente que en oriente, que fue donde surgió. Las lolitas en todo el mundo perseguimos el mismo fin estético, y aunque las ideologías varían, todas tienen en común la finalidad de la belleza y la feminidad, sin guardar una relación con la sexualidad del individuo. Dice luego, "una Living Doll y un Gentleman". El término "Living Doll" se popularizó recientemente debido a la emisión de un programa llamado My Strange Addiction, el cual llevó por título "I'm a Living Doll". Sintetizado con cierta bastedad, el programa habla de tres casos en los cuales una persona persigue diferentes metas estéticas e ideológicas orientadas a la semejanza con muñecas, ya sean porcelanas francesas, como el caso de Venus Angelic, o el famoso novio de Barbie, como Justin. Cada uno de ellos exhibe comportamientos obsesivos relacionados a la imagen, algunas conductas que generan extrañeza o preocupación, como lo que parece una inmensa inseguridad de su atractivo, pese a invertir cantidades exorbitantes de tiempo y dinero en él, una aparente desconexión de la realidad y egoísmo exacerbado. Me siento en la necesidad de aclarar que este programa generó gran controversia en la comunidad lolita, de la cual formo parte, y que si bien algunas chicas se identifican con ciertos rasgos de quienes aparecen en el vídeo (como la búsqueda de belleza mediante estándares poco comunes), ninguna se identifica con el término "Living Doll", y en cambio, critican fuertemente el tratamiento sensacionalista y engañoso que se da del Lolita, así como otras ramas del Street Fashion japonés, adjudicándoles características y supuestos objetivos que no les corresponden en absoluto. El programa, además, trata de personas que ingieren pintura vinílica o beben barniz para uñas, y nos parece por lo menos equivocado equiparar el Lolita con dichos hábitos. 

Bajo telas gruesas de bellos estampados, encaje debidamente cuidado, cortes tipo princesa, variedad en modelos y esponjosos vuelos sostenidos por crinolinas discretas que coquetamente llegan a la rodilla, se encuentra una tendencia que retoma la moda victoriana infantil, además de un concepto un tanto profundo: las lolitas. Si hacemos una búqueda de imágenes en internet con la palabra lolita, encontraremos un sinnúmero de jovencitas de agradable aspecto, muy parecidas a las muñecas de nuestras abuelas

En efecto. Una búsqueda de imágenes no es una búsqueda exhaustiva de información, se esperaría que no se tomara como tal. 
Sí, son chicas de una tierna y dulce apariencia infantil, cuyo rostro y fisonomía hace notar su origen asiático. Inmediatamente llegará el momento en que nos preguntemos: ¿por qué hay tanta asiática que se viste de esa forma?, ¿de dónde surgió esto?, ¿algo incentivó a que proliferara esta moda, inicialmente, para después volverse una tendencia mundial? 
No todas las lolitas tienen origen asiático. Habemos lolitas en varios otros lugares del globo. ¿Por que hay tanta asiática que viste de esa forma? la respuesta más inmediata y con más consenso es simplemente por que les agrada. El Lolita es un representante del street fashion de Japón, así como lo son el punk y el gótico en occidente. El Street Fashion surge en los grandes centros urbanos y se asocia sobre todo a la juventud y las subculturas, que pueden cruzarse con el Street Fashion y dar origen a movimientos ideológicos mucho más complejos. Los usuarios de cualquier tipo de Street Fashion son completamente heterogéneos, a menos que pertenezcan a una subcultura, y en el caso del Lolita, no se considera que haya ningún tipo de ideología o credo en común a quienes lo visten salvo la estética que se persigue. No hay preceptos morales en común, ni creencias de ninguna otra índole. Lo que nos une es la ropa. 
¿De donde surgió esto? El surgimiento del Lolita es incierto, sin embargo, hay un entendido acerca de su origen alrededor de 1950, cuando la silueta de "cupcake" estaba en el apogeo de la moda occidental, y la reinterpretación de las ropas del período barroco y victoriano. En Japón estas prendas tienen una re-reinterpretación, que da lugar al Lolita.
 El Lolita exalta la feminidad y al mismo tiempo se opone sutilmente al machismo, en el entendido de que no accede a vestir a la mujer "para el agrado del hombre", sino a ella misma en primer lugar. Me ha parecido ver que en occidente, y particularmente en México, quienes tienen acercamientos feministas con el lolita tienen un pensamiento semejante. Se nos dice desde jóvenes que como mujeres, debemos agradar a las posibles parejas que podamos hallar , que debemos arreglarnos física y mentalmente (peinarnos, maquillarnos, usar una ropa que nos favorezca, y también comportarnos de manera recatada y agradable, nunca sobresalir por nuestras maneras rudas, etc), y se nos da a entender al mismo tiempo, que si somos excesivamente agradables al sexo opuesto, lo estamos haciendo mal. No se nos explica si hay un punto de equilibrio entre ambas cosas, si hay una actitud "ideal", etc. De manera que se nos enseña también a ver mal a las damas que hablen con groserías, que vistan "como hombre", sea lo que sea eso, que no tengan un cabello y rostro pulcrísimos y bien cuidados, que vistan con ropa demasiado "provocativa", también sea esto lo que sea. Así que las opciones para nosotras son muy limitadas. Quizá la ropa "recatada" no es muy bella, y la "provocativa" podría serlo pero podrían juzgarnos mal, etc. En mi experiencia personal, el lolita fue una manera de hacer ambas cosas a un lado y buscar otro tipo de belleza que estaba tan olvidado que ni siquiera se consideró parte de la ecuación.  
¿algo incentivó a que proliferara esta moda, inicialmente, para después volverse una tendencia mundial? En occidente, la mayoría de las personas que conoce el Lolita, lo hizo mediante la música japonesa o  la cultura geek, ya sea el manga, anime o videojuegos. Así como el gusto por estas cosas creció, el conocimiento no solo del Lolita sino de todo tipo de Street Fashion japonés creció de igual manera, debido a ello es que son una tendencia mundial.

El origen de la tendencia
Esta moda surgió en el Japón de los ochentas, donde el movimiento feminista y las ideas de libertad provenientes de los sesenta influenciaron a las jóvenes que se oponían al rol de mujer abnegada, siempre a disposición de su marido. Las chicas optaron por elegir su libertad, sus expectativas de vida y, por supuesto, su propia forma de vestirse. Decidieron que la infantilidad podía ser una cómoda tendencia para desenvolverse en alternativas distintas a las esperadas por la sociedad, justificando sus conductas. Como toda evolución en la moda, empezó a diversificarse en los noventas, cuando el género musical Visual Kei se popularizó en el país.

La moda lolita surgió, completamente formada, por lo menos una década antes. Se le puede rastrear en los inicios de la famosa marca Lolita Angelic Pretty, conocida entonces como simplemente Pretty, que hacía diseños florales con encajes y faldas con vuelo abundante. Desde luego, lo que se dice en este texto sobre la oposición al rol de la mujer abnegada es completamente acertado. Sin embargo, jamás se etiquetó a la apariencia Lolita como "infantilidad". No proviene de un infante sino del estilo victoriano y barroco. Jamás se pretendió justificar ninguna conducta (me parece interesante el término "justificar", como si dicha conducta fuese reprobable) con "infantilidad"; es de hecho destacable que Japón no se destaca por ser un país proclive a la protesta social de ningún tipo, así que para las mujeres que adoptaron el Lolita como una protesta silenciosa contra el sexismo, el Lolita constituyó la totalidad de la protesta. Sin actitudes, sin mandamientos, sin ninguna otra cosa que la protesta en forma visual.    En los noventas, en efecto, el Visual Kei y el Lolita comenzaron a mezclarse, siendo su más destacable representante el músico Mana, del extinto grupo Malice Mizer, a quienes varios identifican como el primer impulsor en masa de la moda Lolita mediante su marca, Moi Même Moitié. En muchos otros grupos de Visual Kei se hallan uno o más integrantes que visten Lolita, sin embargo, el Visual Kei es un estilo completamente distinto. 


En el Visual Kei destaca la apariencia de los músicos vestidos, maquillados y con accesorios de los siglos XVII, XVIII y XIX. Lo curioso de esta tendencia es que la mayoría de los artistas masculinos usan vestimentas femeninas y las portan tan bien que podrían pasar como cualquier dama de los siglos ya mencionados. Seguramente en Occidente nos cuestionaremos si es bien visto que un hombre luzca como mujer, pero ocurre que en Japón no tienen conflicto alguno con ello. Los artistas de Kabuki y Noh se disfrazaban de los personajes femeninos a representar, puesto que a las mujeres no les estaba permitido participar. Por supuesto, en la actualidad y bajo esta premisa, no hay escándalo alguno al ver a un chico caracterizado como mujer en el escenario. 
Aunque muchos grupos tienen uno o más integrantes que visten con ropas femeninas, no es una norma del Visual Kei. El ejemplo utilizado anteriormente, Malice Mizer, contó con 5 integrantes en su mejor época. De ellos, solo uno vestía ropa femenina, aunque los demás tuviesen una imagen bastante andrógina, era de todas formas clara su virilidad. Se pueden observar semejanzas con otros grupos de Visual Kei como Versailles, que tiene también un miembro que viste como dama, Hizaki. No debe perderse de vista que pese a la existencia del teatro Nô y el Kabuki, Japón es una sociedad que aún es machista y aún es homofóbica. No es tan sencillo afirmar que no hay problema alguno con que un hombre vista como mujer, pues no es precisamente bien visto fuera del teatro antes mencionado, siendo incluso considerado una burla al mismo por algunas personas especialmente conservadoras.

El diseñador que se encargó de crear su propia marca para que las usuarias pudieran compartir su moda fue el famoso cantante Mana. Él logró introducir al mercado, siendo punta de lanza, la imagen que más tarde explotaría a nivel mundial. Las chicas (y no tan chicas) estaban dispuestas a lucir como bellas muñecas de porcelana. Lo curioso de este caso es que hasta la palabra lolita tomó un significado positivo, que desde entonces denotainocencia, femineidad y dulzura dentro de un aspecto infantil. Gracias a estas connotaciones positivas en sus clientes, que seguían las normas de conducta apropiadas al puro estilo victoriano, la sociedad aceptó la tendencia y comenzó a vivir en compañía de estas agradables lolitas.

Como se ha dicho anteriormente, Mana (quien no es cantante, sino guitarrista) no introdujo el Lolita al mercado, sino que popularizó el estilo masivamente. La palabra Lolita, empleada en la moda, se escinde absolutamente de cualquier connotación negativa, y desde luego, de lo infantil. Ningún recuerdo de Nabokov se pretende en el uso de la palabra referida a la moda. 

El concepto que viene de Occidente
Occidente notó que aquella moda le sentaba muy bien a las asiáticas, y pronto dedujo el porqué: las mujeres de ese continente envejecen más lentamente que en cualquier otro sitio del planeta y, por tanto, poseen un periodo más largo de juventud. Ése es el atributo positivo más importante que las mujeres de Asia tienen en cuanto a los cánones modernos de belleza. No es para menos; la juventud, para nosotros los occidentales, es el ideal utópico moderno, reflejado en la poesía de Petrarca desde el Renacimiento, que durante todo ese tiempo no ha dejado de ser atrayente. Por ello, el comportamiento inapropiado de un joven (o una joven) se justifica debido a su inexperiencia e ignorancia ante las cosas. 

Este párrafo es problemático, por que uniforma y generaliza todo lo que se encuentra dentro de Occidente. Si bien muchas mujeres de Occidente apreciarán el envejecimiento particularmente retrasado que se tiene en Asia, es apresurado y bastante imprudente asumir que quienes asumen la estética Lolita, o cualquier otra moda japonesa, desean adquirir esta cualidad o aparentar extrema juventud, o que en ello se encuentra lo más atrayente de esta moda para un usuario occidental. Además, creo que la imposición de la belleza Occidental y los cánones de la misma es de igual manera poco acertado. El Lolita celebra todos los tipos de belleza y en general, incluye a todo tipo de personas, incluso se cree que cuando una persona se acerca al Lolita, rodeará su persona de belleza, sin importar su apariencia física o si aquella concuerda a los cánones que se le exijan. Afirmar que el comportamiento inapropiado de un joven se debe a su inexperiencia e ignorancia es en primer lugar un desentendimiento del joven, que subestima y desprecia la inteligencia de éste y su necesidad de aprendizaje y claridad. Pero sobre todo, llama la atención la construcción de la premisa: ¿Como es que la juventud es atrayente, por lo que el comportamiento del joven se justifica debido a su inexperiencia? Es difícil comprender la idea.


Nabokov sabía a la perfección estas características y las explotó al máximo, hasta el punto de llegar a crear un tópico muy interesante en su novela Lolita. Esta pequeña, en cuyo cuerpo se está despertando la sexualidad, usa a su favor la inocencia y la juventud para seducir a un hombre maduro. La emoción de su juego, aunado a la tentación hacia lo prohibido moralmente, forma una ecuación idónea para describir una situación perversa. El deseo, la seducción y un erotismo velado por las faldas de una jovencita son las herramientas perfectas para mostrar un mundo alterno, oscuro y retorcido que es doblemente atrayente.


El jugar a ser lolita en Occidente implica que participen dos personajes perfectamente definidos a tal punto de consolidarse como tópicos: la lolita, una chica inocente, inexperta en la vida, educada y que desea experimentar el erotismo, y un Gentleman, hombre maduro, caballeroso, con suficientes recursos económicos para complacer a la joven y con un conocimiento amplio de las relaciones y la vida. Estos dos tópicos se complementan formando un juego del que la sociedad occidental se escandaliza, al tiempo de olvidar que estos dos personajes están de acuerdo para realzar la imagen de la inocencia pervertida (aclaro que este tipo de juegos son aceptados intrínsecamente en personas que son conscientes de participar, que saben que se trata de una fantasía psicológica). 

Creo que este tema es, en la comunidad Lolita, de los más tratados y más odiados. Primero, por que debido al poco entendimiento del mismo y a la lectura fácil de esta Street Fashion ("Si se llama Lolita, debe ser de Nabokov"), las Lolitas, sobre todo en Occidente, nos las hemos visto pardas con la aceptación de nuestra manera de vestir, pues se nos adjudican valores morales y conductas que ni se pueden ni se deben inferir sobre una persona únicamente por su ropa.  
Entre dos adultos sanos, cualquier intercambio sexual o afectivo consensuado es bueno. Si ambas partes están de acuerdo, no dañan a terceros, y son felices practicando cualquier cosa que les plazca, el intercambio es perfecto y muy deseable. Sin embargo, las Lolitas somos un grupo completamente heterogéneo en todo aspecto, incluyendo por supuesto, el aspecto sexual. No se cuantas haya que "jueguen" a ser Lolitas, y cuantas estén buscando un Gentleman (Este término parece confundirse con el de Sugar Daddy, que es un hombre que facilita dinero o bienes materiales a una mujer al menos 10 años más joven que él, a cambio de distintos favores, desde compañía hasta actividad sexual), pero por el visible desagrado y pronta necesidad de aclarar el término "Lolita", podría afirmar que son pocas. La Street Fashion japonesa llamada Lolita no tiene, en ninguna parte del mundo, una relación implícita ni obligatoria con la sexualidad o con ninguna práctica en este ámbito. No pretendemos realzar ninguna imagen de inocencia pervertida, ni pretendemos infantilizarnos con nuestras ropas.

 Oriente vs. Occidente
Aunque la influencia está basada en el Visual Kei, la moda Lolita innova con su propia apariencia infantil en distintas variantes: la falda debe tener dos pulgadas arriba de la rodilla; entre más enaguas tenga, mayor es la apariencia aniñada; el cabello debe ir reluciente y con peinados correspondientes a la época del atuendo. Los accesorios tienen que ser elegantes y combinar con el color del vestido. También es importante destacar que los modelos pueden ser tan variados como la evolución de la moda desde el 
siglo XVII hasta principios del XX.

La influencia lolita, como se ha dicho anteriormente, no está basada en el Visual Kei, sino en la moda de siglos pasados, sobre todo el período victoriano y barroco. La apariencia ideal no es infantil ni aniñada, ya que el Lolita tiene cabida a toda clase de estilos. La falda ideal del Lolita es a la rodilla e incluso una pulgada por debajo, una falda demasiado corta es considerada Ita, que en la jerga Lolita, significa "dolorosa de mirar". Dificilmente una falda corta se considera Lolita. La cantidad de enaguas en la falda no es garantía de la imagen Lolita, incluso, el uso excesivo de enaguas cae en lo corriente y escasamente elegante, por lo que no necesariamente es apreciado. El cabello depende del gusto de la persona, son populares las pelucas, aunque no los colores fluorescentes ni pelucas para disfraces de Halloween, sino aquellas que den al cabello una apariencia más natural. Los accesorios de igual manera son al gusto de la persona, si bien se busca coordinarlos al vestido, no es necesariamente por el color, puede ser por la forma o por concordancia al print, que es el dibujo impreso en la tela de la prenda).

En cuanto a la edad de uso de esta moda (porque sí se marca debido a la noción de la eterna juventud), va desde los 15 hasta los 35 años, aunque hay quienes sigan usándola a los 40. Dependiendo del vestuario, las lolitas se clasifican a sí mismas en subcategorías que las definen e incluso marcan un rango de edad. Algunas de ellas optan por elementos sofisticados en el vestido como el Elegant Aristocrat, hasta usos de apariencia infantil más marcada como el Sweet Lolita, pasando por una forma erótica, conocida como el Erololi. La diversidad de las categorías es dinámica debido a las etapas de vida que atraviesa esta moda. 

En efecto, entre las Lolitas se dice que no hay edad para vestirlo, la edad la marca uno mismo y sus propios gustos. Las subcategorías del Lolita no son aceptadas por toda la comunidad y hay diferentes interpretaciones de ellas, una bastante extendida consiste en la afirmación de que los estilos o subcategorías surgieron en Occidente como una forma de clasificación, sin embargo, en Japón simplemente se utiliza la ropa al gusto de cada persona sin reflexionar si pertenece a algún estilo o subcategoría. El Sweet Lolita no intenta infantilizar a quienes lo portan, sino hacerles literalmente, más dulces. Muchas niñas estarían en completo desacuerdo con el uso de este tipo de prendas, al igual que sus padres y tutores. La moda infantil hace varios años no ve estampados o modelos semejantes a los que se utilizan hoy en el Lolita. La forma erótica, o "Ero Lolita", tampoco pretende sexualizar el Lolita, sino rescatar aspectos de lo que en siglos pasados se consideraba erótico, como los corsés, las medias o los miriñaques; uno de sus aspectos distintivos es no usar blusa debajo de un vestido, cosa que como se podrá notar, es sumamente simple. El Ero Lolita se considera mayormente en desuso, sin embargo, hay ocasiones en que se viste con gran elegancia, sin caer en ningún tipo de vulgarización. 


Más allá de la apariencia, las lolitas tienen comportamientos más profundos. En Oriente llevan a cabo acciones que pertenecen a las reglas tradicionales de la sociedad. En cambio, en Occidente generalmente se toma y se juzga como un disfraz. Cuando la lolita cruza la línea que divide a Oriente de Occidente, se convierte en una Living Doll, transformación necesaria para poder seguir esta tendencia específica porque, mientras que en la moda de Oriente las lolitas tienen un carácter estético, en Occidente se requiere de dos partes para que el concepto funcione: una Living Doll y un Gentleman que la guíe en el camino de la vida.

En efecto. Las adeptas al Street Fashion Lolita, tenemos comportamientos más profundos: estudiar carreras universitarias, tener familias, ganar nuestro dinero, triunfar en nuestras vidas. Es decir, comportamientos tan profundos como los de cualquiera. En Oriente, el Lolita se opone a muchas reglas tradicionales de la sociedad, la más importante de ellas, la apariencia considerada como "normal". Es por ello que las  Lolitas tienen espacios de congregación, siendo el más importante y conocido el puente de Harajuku, en Tokio. Para la sociedad japonesa no es una norma criticar al vecino por la apariencia, sin embargo, ello dista de ver a las Lolitas como normales. En Occidente no se toma ni se juzga como disfraz por nadie que lo practique. Quienes lo juzgan así, suelen estar, por desgracia, sesgados a sus propias ideas sobre la moda, sobre lo que "debe ser" en el comportamiento, o sobre la sociedad en general. 
Una persona que viste Lolita no se convierte ni se adhiere a la etiqueta de Living Doll, ni lo considera una transformación necesaria, mucho menos requiere de "dos partes" para funcionar, ni actividad sexual que legitime la vestimenta. El concepto del Street Fashion Lolita lleva años funcionando en Occidente sin las "dos partes" que se mencionaron en este texto, y la mentablemente esa afirmación no hace otra cosa que evidenciar la falta de investigación que hace que este artículo posea escasa credibilidad. También lamentablemente, estas afirmaciones resultan un perjuicio a quienes hemos adoptado la estética Lolita, ya que nos convierte nuevamente en el foco de críticas y afirmaciones sin argumento que al generalizarse, dan como resultado una segregación y rechazo hacia nuestra apariencia. 
Esta moda evolucionó al grado que dejó de ser una muestra de libertad para consagrarse como una tendencia que ha marcado a una generación a nivel mundial. 
Si algo el Lolita jamás ha dejado de ser, es una muestra de libertad. Nosotros lo elegimos voluntariamente, y voluntariamente lo vestimos, cada uno de nosotros con una idea diferente de lo que queremos transmitir: ya sea nuestros sentimientos, nuestras ideas sobre la belleza, nuestra apreciación del mundo que nos rodea. 


Finalmente, debo decir que espero que esta revista reconsidere este artículo y las consecuencias que pudiese traer a quienes vestimos Lolita. No es adecuado estigmatizar a las personas por su manera de vestir, y no debiera haber revistas que se adhirieran a esa lamentable manera de actuar. Aunque el interés en el Street Fashion Lolita es siempre bienvenido, desde luego que también lo son las investigaciones bien hechas. Nuestra comunidad está siempre deseosa de ayudar al entendimiento de esta hermosa estética. 

9 comentarios:

  1. Me ha encantado tu análisis!! Muy bueno y muy completo, y tienes toda la razón, es increíble que sigan metiendo la pata tanto con los reportajes del lolita en los medios de comunicación con tanta información veraz, hecha por incluso por las propias lolitas, aún hoy en día u_u

    Me ha encantado especialmente este párrafo:
    " Esta moda evolucionó al grado que dejó de ser una muestra de libertad para consagrarse como una tendencia que ha marcado a una generación a nivel mundial.
    Si algo el Lolita jamás ha dejado de ser, es una muestra de libertad. Nosotros lo elegimos voluntariamente, y voluntariamente lo vestimos, cada uno de nosotros con una idea diferente de lo que queremos transmitir: ya sea nuestros sentimientos, nuestras ideas sobre la belleza, nuestra apreciación del mundo que nos rodea. "
    <3 <3 <3

    Oh! y gracias por usar los links de los artículos mi blog! me alegra mucho que te gusten ^^

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchisimas gracias por leerlo, que bueno que te haya gustado. Si ya nos las vemos difíciles de por si con la gente que por nuestra manera de vestir no nos toma en serio, con este tipo de textos pues es mucho peor :s y es una pena que cada tanto aparezca alguno por ahí. Tu blog es magnífico y muy bien explicado así que que mejor referencia :D. Un abrazo enorme!! <3

      Eliminar
  2. Es lamentable que aun con toda la información que encuentra uno sigan proliferando este tipo de artículos donde es claro la falta de investigación u.u; y no solo pasa con el tema del lolita.

    En fin.....

    Muchas gracias por escribir este análisis saludos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D gracias a ti por leerlo!!! un abrazo <3

      Eliminar
  3. Es como un "paper" ¿no? un ensayo o una editorial, el problema es que mucha gente que lo lea lo va a tomar como "LA LEY" y alguno que otro guarro podrá pensar en ofrecerte, en una ronca voz que se le antoje sexy, ser tu "Yentlemán".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hijole, fijate que está en la sección de "perspectiva crítica" de la revista. En verdad que no veo claro :s. Claro que es peligroso D: y por eso me aventé el dramón de ponerselos en su página y también en el facebook ; ^^^; por que creo que expone a la gente a situaciones incómodas y peligrosas. Fueron de alguna manera accesibles, aunque no quitaron su texto ni lo corrigieron de forma alguna.

      Eliminar

Gracias por tu comentario!